VINO DE MIEL – BEBIDA DE LOS DIOSES

Se considera que es la primera de las bebidas alcohólicas que consumió el ser humano y se cree es precursora de la cerveza. El VINO DE MIEL es una bebida histórica cuya preparación se fundamenta en la fermentación de una mezcla de agua y miel, que alcanza cierta graduación alcohólica cercana a los 13°. Su uso fue fuertemente difundido por los pueblos de la antigüedad.

En Europa, lo hicieron y lo bebieron los griegos, romanos, celtas, normandos, sajones y vikingos. En América, los mayas producían un tipo de vino de miel (hidromiel) llamado "balché"​ elaborado con base en agua, miel y trozos de corteza de árbol de balché "Lonchocarpus longistylus" del cual la bebida recibe su nombre. Para los mayas era un bebida sagrada utilizada en ceremonias religiosas y además consideraban que tenía propiedades medicinales, específicamente para tratar infecciones estomacales y utilizada como laxante. En algunas de estas culturas era usado para elogiar a héroes y escogidos. El propio Julio César hizo del vino de miel (hidromiel) su bebida predilecta.

Consumida desde la antigüedad, esta bebida se menciona por primera vez en los versos del Rig Vedá (compuesto entre el 1700 a. C. y el 1100 a. C.), uno de los libros sagrados del Vedismo. En Alemania se han encontrado cuernos de vacuno que datan de 2100 a. C. y que usados como vasos o como recipientes reciben el nombre de «cuernas».​ Algunas de estas cuernas sirvieron para beber vino de miel (hidromiel). En la Grecia clásica se llamaba «melikraton» y los romanos lo llamaron «aqua mulsum», aunque esta versión era más bien vino de uva endulzado, ya que imitaban esta costumbre con un vino de uvas agregándole miel para darle un sabor más acaramelado, considerándolo popularmente como bebida de dioses. Según la mitología nórdica, el vino de miel (hidromiel) es el único alimento del dios Odín, así, los bárbaros recitan en muchos cantares épicos nórdicos y anglosajones las bondades del vino de miel, la función en sus reuniones y su vida después de la muerte en el paraíso del Valhalla donde beberían vino de miel (hidromiel) por el resto de la eternidad. La importancia de esta bebida para los vikingos se debe a la diversa variedad de fabricación en su bebida, y en algunos casos, las sustancias que le adicionaban, como por ejemplo el cornezuelo de centeno, que contiene un alto contenido en compuestos del ácido lisérgico, la base de la conocida droga sintética LSD.

Esto explicaría el porqué de la antigua tradición consistente en que la pareja debía consumir vino de miel (hidromiel) durante una lunación después de su boda para, de esa manera, incrementar la probabilidad en el nacimiento de hijos varones, responsables estos de la defensa de los territorios en esas épocas donde la guerra era cosa de hombres. De aquí entonces la costumbre actual de la luna de miel.

Los comentarios están cerrados.

Idiomas »